El cine es como una realidad disfrazada para crear una fantasía y celebrar una emoción, al igual que un caballo que se pone un sombrero de fiesta y parece un unicornio.

The content in this webpage is property of Marta Jiménez Film registered in © Safe Creative 2020
Purple Unicorn Pictures is a registered brand in Oficina Española de Patentes y Marcas

¿Qué significa purple unicorn?

REFLEXIÓN COVID19 I: ¿POR QUÉ NOS PASA ESTO?


Si de algo nos tiene que servir el Coronavirus COVID19 es para reflexionar y mejorar. Muchos van a estar en situaciones muy difíciles y otros estarán en casa riéndose de memes. Cada uno, en función de la situación a la que se vea enfrentado, va a tener que realizar unos aprendizajes u otros. Si no se reflexiona a tiempo, entonces el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Un daño colateral en estos tiempos, puede ser caer en depresión.


Por eso, esta primera reflexión trata sobre: UN VIRUS ES UN RECURSO MÁS DE LA NATURALEZA PARA EL CONTROL DE POBLACIONES. Pasa en nuestra especie y pasa en todas. Las poblaciones suelen presentar épocas de crecimiento y decrecimiento en función de los equilibrios y desequilibrios de su ecosistema en los que entran varios factores.

¿Cuánto tiempo llevamos hablando sobre el hambre en el mundo? ¿Cuánto tiempo llevamos hablando sobre falta de recursos para el conjunto de la población mundial? ¿Cuánto tiempo llevamos explotando al límite los recursos?


La falta de recursos es seguida por recursos de mala calidad que a largo plazo son enfermizos, y aquí entran las cifras del Instituto Nacional del Cáncer, cuyas estadísticas muestran un aumento de afectados, aunque los tratamientos mejoran y la mortalidad desciende. La falta de recursos también genera violencia. Las guerras eran un recurso indirecto de control de población, directo de la propia naturaleza humana, que en la era de la UE, ONU y OTAN, han conseguido bajar.


Entran en juego también las enfermedades víricas y bacterianas. Volvamos al concepto de que la falta de recursos desemboca en recursos de mala calidad. Una alimentación deficiente, de comida industrial, procesada, envasada, no tiene las necesidades nutricionales que aseguran un sistema inmunitario fuerte. Puedas estar sano, pero tu cuerpo no lucha eficientemente contra los virus y las bacterias y por eso cada invierno, te pillas alguna que otra cosita.

Conspiraciones de laboratorio a parte, ¿cuántos mercadillos de animales hay en el mundo?


Lo del mercado de Wuhan no es más que un ejemplo de la realidad de muchos mercadillos en países menos desarrollados en nuestro planeta.

Un tipo de coronavirus (hay 6 tipos más) muta en condiciones de maltrato animal. El virus se extiende rápidamente por las condiciones insalubres de poblaciones que matan, descuartizan y venden carne en la calle. El virus se extiende rápidamente por el mundo más desarrollado porque su producción comercial mayoritaria se desarrolla en la población de origen, que ha sido explotada durante décadas para abaratar costes.

Mientras, los agricultores locales de otros países, sufrían por condiciones de precariedad laboral. Campos sin poder cultivar y sin poder reforestarse. Fábricas cerradas años antes con EREs (o sin ellos) porque ya no producimos nada local.

Meses antes, Brasil es noticia por quemar el Amazonas en busca de terreno de cultivo de soja, Australia ardía descontroladamente, los grandes arrecifes coralinos sufren su tercer gran blanqueamiento por aumento de las temperaturas, y las grandes ciudades desarrollaban sistemas para disminuir la contaminación ambiental elevada.


Si algo debemos reflexionar, es que debemos cambiar el patrón de consumo, que lo "normal", no tiene fundamento científico. Que somos omnívoros, pero no de esta manera.

¿Cuántas veces el que justifica su consumo de carne y lácteos diario con que somos omnívoros, no come legumbres, brotes, semillas, frutos, cereales naturales? Pues también somos omnívoros para comer más de eso.

La producción y el comercio deben volver al ámbito local para una sociedad sostenible. Producto local, de temporada, pensando para las necesidades del clima en el que se vive, en su momento de maduración, empleo local, reducción de la huella de carbono. Consumo responsable, materiales responsables y sin obsolescencia programada.

La natalidad debe ir disminuyendo paulatinamente con contraceptivos, porque no se trata de la natalidad de un país sino de las cifras de natalidad mundial.


En conclusión, somos una especie más en la naturaleza. Ni fuimos la primera ni seremos la última. Si no estamos en equilibrio con nuestro ecosistema, nuestro planeta, la naturaleza se encargará de reducir nuestra población. Por eso, es importante, que tú como consumidor, y tú como empresario, aprendas a corregir y equilibrar tus hábitos de consumo y producción.


Aquí te dejo un video de TED de una especialista que habla de la misma reflexión:


7 vistas